Desvocalización en perros. Brutal práctica

Existen prácticas que no deberían existir, pero que es importante saber de qué tratan y cuáles son sus consecuencias para decirles de inicio un NO rotundo.
En algunas partes del mundo, como en EE.UU, algunas personas han llevado a la práctica esta técnica con sus pobres perros; los llevan al veterinario para a que les inhabiliten las cuerdas vocales para que no emitan sonidos al ladrar.
Tan culpable es quién lo lleva al veterinario como el “profesional” que lo ejecuta.

Captura de pantalla 2012-11-21 a la(s) 14.35.49



Esta cirugía es llamada devocalize, o desvocalización y lo grave es que es aceptado por varios veterinarios, e incluso algunas sociedades de Veterinarios, quienes realizan este procedimiento a cientos de animales de compañía al año.

La desvocalización canina es una operación para extirpar las cuerdas vocales del perro, tras la cual el animal en lugar de ladrar sólo puede emitir un leve murmullo.


La desvocalización canina está prohibida en el Reino Unido y en otros países europeos, a menos que se requiera por razones médicas graves.

Los críticos afirman que el procedimiento es "inhumano" porque está destruyendo el principal sistema de comunicación del perro.
Es una práctica antitética y que solo está pensada para el beneficio humano, dejando graves secuelas físicas, psicológicas y emocionales el el animal intervenido.

Para los problemas de vocalizaciones, como los de cualquier otro origen, es imprescindible acudir a un profesional acreditado (con un c.v desglosado y público) y debidamente formado en el tema a tratar. Sin olvidar que un ladrido “normal” es una forma de canalizar también su energía vital, no solo corriendo en el parque o en la montaña.

Si no puedes darle unas condiciones de vida a tu perro adaptadas a su especie, ni acudir a un profesional, es simple: ¡No puedes tener un perro!


La Asociación de rescate de animales” Coalition to Protect & Rescue Pets”, ha levantado una petición a la American Veterinary Medical Association (Asociación Medica Veterinaria) para que erradiquen este tipo de actos. El procedimiento consiste en remover las cuerdas vocales a través de la cavidad vocal, lo que tiene efectos secundarios, que pueden afectar incluso la respiración e ingesta de comida de los perros.

Captura de pantalla 2012-11-21 a la(s) 15.21.58


La Asociación de Médicos Veterinarios de Massachussets (MVMA, por sus siglas en inglés) no está a favor de la desvocalización.


La MVMA: “Deploramos la desvocalización de un animal para facilitar su venta o por razones de conveniencia, incluyendo la inducción de propietarios a la selección de una raza de perro especialmente apropiada para la situación de vida del propietario, carácter y las previsibles circunstancias familiares", escribió la asociación en una declaración a la Cámara de Representantes de Massachusetts.


Mirar a los perros como razas sigue siendo habitual y desde hace años contamos, por ejemplo, con perros raza Labradores con repetidos comportamientos agresivos o ansiedad/toc casi permanentes(la mayoría procedentes de líneas de EE.UU) o perros de rastreo con problemas de olfato, o razas pequeñas con graves problemas de autoconfianza y gestión emocional… la cría selectiva es un suculento negocio para algunas personas y las razas actuales nada tiene que ver con las de hace 100 años.


"La consecuencia es que el animal está en dolor continuo, ellos no pueden respirar ni comer bien. Evidentemente esto hace que los crueles dueños ya no quieran tampoco así a sus animales de compañía y las envíen a la calle", explica el Dr. Alex Klein, veterinario de la Liga de Animales del Norte, en Estados Unidos.

"Si tienes a un perro que ladra mucho la respuesta no es cortar sus cuerdas vocales, debes trabajar con un
Etólogo. Mutilar o abandonar NO puede estar en la lista de opciones", concluye el Dr Klein.

Si tienes perro debes ser responsable y coherente con tus actos.

Ahora estamos investigando con que frecuencia se realiza en México, es una
crueldad que no debería existir en ningún lugar del mundo.

Tu perro es parte de tu familia, respeta su naturaleza y sus necesidades etológicas, emocionales y físicas. Si no puedes hacerlo, no lo tengas, nadie obliga, pero no son un capricho o un entretenimiento.


Fuente:
Flores, T. & Ravelo, B. © EtoHorus